martes, 3 de marzo de 2015

Potaje de garbanzos y espinacas

Potaje de garbanzos y espinacas

 

Ahora que nos acercamos a la Cuaresma es el momento de hacer este guiso, aunque la verdad, no es necesario estar en Cuaresma para poder disfrutar de un plato de cuchara rico y sano por las legumbres y las verduras.
Esta es una receta familiar, herencia de mi madre, con el mismo sabor de las cosas de antes. Yo solo le he cambiado los garbanzos, que los pongo ya cocidos, de frasco, y tardo bastante menos en hacer la receta. El potaje está igual de bueno, os lo aseguro.

Ingredientes:
1     frasco de garbanzos cocidos (unos 400 gr.)
1     cebolla
2     ajos
1/2  pimiento verde
200 gr. de espinacas congeladas 
2     pastillas de caldo de pollo
3     cucharadas de tomate frito 
1     hoja de laurel

Majado:
2     ajos
2     rebanada de pan
5     almendras
       perejil 
Elaboración:
En una cacerola, con un poco de aceite, hacemos un sofrito con los ajos, la cebolla y el pimiento, muy picados. Dejamos pochar, y cuando esté blando añadimos el tomate frito y agua, unos 750 ml. Ponemos a hervir.
Echamos los garbanzos a la cacerola, las pastillas de caldo, el laurel y las espinacas. Rectificamos de agua, probablemente agregando 1 vaso más.
En una sartén con un poco de aceite freímos un par de rebanadas de pan y las almendras. Lo majamos en un mortero con un par de ajos y un poco de perejil. echamos este majado a la cacerola, para engordar el caldo.
Dejamos cocer todo durante unos 15 minutos y servimos con unos huevos duros picados por encima.  

jueves, 26 de febrero de 2015

Mini hamburgesas con cebolla caramelizada


Aquí traigo un picoteo que encanta a niños y mayores.
El otro día, trasteando en el supermercado encontré hamburguesas de tamaño mini y me fuí directa al estante del pan de molde, no fuera a ser que también, a alguien, se le hubiera ocurrido la feliz idea de fabricar los panecillos para ésta mini medida.
Pues sí, efectivamente, creo que todo está ya casi inventado. Allí estaban los mini panecillos, a la medida de las mini hamburgesas  que había yo echado al carrito de la compra pensando que esa iba a ser nuestra cena del sábado, frente a la tele, disfrutando de nuestra peli semanal.

Huelga decir que fué todo un éxito. Yo confieso que no soy muy fan de las hamburgesas, pero éstas os aseguro quedaron de muerte.


Ingredientes:
8  mini-hamburgesas
8  panecillos mini, para hamburgesas
2  cebollas
    queso para fundir

Para hacer la cebolla caramelizada, cortamos la cebolla en juliana y ponemos a pochar en una cacerola con un poco de aceite, a fuego medio-bajo, durante 30 minutos.
Cuando lleve unos 20 minutos, le añadimos una cuharada de azúcar moreno.

Pasamos por la sartén las mini-hamburguesas, con un poquito de aceite y tostamos los panecillos.
Encendemos el horno a 200º, montamos las hamburgesas, les añadimos un poco de queso y las metemos en el horno caliente durante 10 minutos.