Tartaletas de morcilla y manzana

lunes, 11 de abril de 2016

Tartaletas de morcilla


Hace ya algún tiempo que utilicé las obleas de empanadillas para hacer unas mini quichés de chorizo y tortilla de patata, que fueron todo un éxito.

El otro día, brujuleando por el blog de Velocidad Cuchara, me encontré con la receta de Rosa y se me antojó hacer estas tartaletas que intuía que iban a estar de muerte, como así ha sido.

He hecho algunos cambios a la receta de Rosa: en primer lugar, he usado obleas de empanadillas porque tenía un paquete en casa y así no tenía que comprar la pasta filo. Por otra parte, las obleas son súper cómodas y rápidas de utilizar.
Otro cambio ha sido añadirle el queso. Pensé que era lo que mejor le iba a la cebolla caramelizada, y creo que ha sido un acierto. La morcilla es un elemento muy fuerte por sí mismo y me pareció bién aligerarlo un poco.

Me encanta la morcilla! Cuando a veces vamos de tapeo, creo que un montadito de morcilla tiene pocos rivales. Hacer esta receta con una buena morcilla es esencial, el sabor va a depender mucho de este detalle. En España tenemos muchos tipos de morcilla, cada pueblo tiene su receta y a cada guiso le encaja mejor uno u otro.
En esta ocasión, lo mejor es utilizar una buena morcilla de arroz, como las que se hacen en Burgos. Poca grasa y mucho sabor.


Ingredientes:
1   morcilla de Burgos (300 gr)
1   manzana
1   cebolla
12 obleas para empanadillas
    queso de cabra en rulo

Elaboración:
  • Picamos la cebolla en juliana y la pochamos en una cacerola con un poco de aceite de oliva, a fuego medio-bajo durante unos 45 minutos. Al final, le ponemos un chorrito de caramelo líquido o un poco de azúcar moreno.
  • Pelamos la manzana y la picamos lo más fina posible.
  • Le quitamos la tripa a la morcilla y la desmenuzamos.
  • En una sartén, sofreimos  bién la morcilla y la manzana durante varios minutos con un poquito de aceite.
  • Untamos con un poquito de aceite un molde para muffins de 12 cavidades. En cada cavidad ponemos una oblea para empanadillas y la ajustamos bién. Si quieres, puedes poner incluso 2 obleas de empanadilla en cada agujero ya que, las obleas son tan finas, que a veces se rasgan al colocarlas.
  • Repartimos la morcilla entre las tartaletas, y encima ponemos un poco de cebolla caramelizada.
  • Cortamos unas lonchas finas de queso de cabra y cubrimos nuestras tartaletas.
  • Introducimos en el horno precalentado a 200º, durante 10 minutos. Encendemos el grill al máximo y gratinamos durante 4 minutos más. Vigila que no se quemen. Yo suelo hacerlas solo con calor en la parte de abajo y luego enciendo el grill a tope para dorarlas.

2 comentarios:

  1. Que ricas Cuchy, son un entrante estupendo y delicioso.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Ficaram tão lindas e tem um recheio delicioso, gostei muito
    Boa semana

    ResponderEliminar