Albóndigas morunas

jueves, 24 de enero de 2013

Albóndigas morunas


Esta receta viene inspirada por una película greco-turca que ví hace unos años "La sal de la vida". En sintonía con otra película gastronómica, "Como agua para chocolate", la película versa sobre los rituales de la cocina y en la creencia de que las especias usadas en ella pueden alterar un estado de ánimo o profundizar un vínculo. En la película se dicen dos cosas que me impactaron mucho. Una, que la canela hace que las personas se miren a los ojos; y la otra, que, indiscutiblemente, a las albóndigas hay que ponerles canela.
Bién, reconozco que he tardado un poco en probar lo que en aquella película se decía, pero aquí está y el resultado ha sido de lo más sugerente.
He titulado a la receta albóndigas morunas porque, en la cocina marroquí, que es la más cercana a nosotros, es muy habitual usar la canela en las recetas de carne, además, y para hacer la salsa con un toque contundente, le he agregado un poco de especie moruna (ras el hanut).
Puedo asegurar que las pasas hacen, igualmente, a estas albóndigas, como diría ....... diferentes.  En casa, me pidieron más.
Aquí las serví con un poco de cús-cús, pero se pueden acompañar de un poco de arroz, patatas fritas o lo que apetezca. Quedaron buenísimas.

Ingredientes:
400 gr. de carne picada
1/2 cebolla
1    ajo 
1    huevo
1    cucharadita de canela
4-5 cucharadas de pan rallado
      un puñado de pasas sultanas
      perejil picado

Salsa:
1    cebolla
1    ajo
1    pastilla de caldo de pollo
1    cucharadita de especie moruna (ras el hanut)
      unas hebras de azafrán
      vino blanco (100 ml.)

Elaboración:
Para hacer las albóndigas picamos muy fino 1/2 cebolla y el ajo y se lo añadimos a la carne picada. Espolvoreamos un poco de perejil picado. Salpimentamos y añadimos la cucharadita de canela. Añadimos un puñado de pasas sin semilla. Batimos el huevo y lo agregamos. Le agregamos el pan rallado, 4 ó 5 cucharadas, según veamos lo pegajoso de la masa. Nos mojamos las manos con agua (para manejar mejor la masa) y formamos las albóndigas.
Calentamos un poco de aceite de oliva en una cacerola y vamos friendo las albóndigas (no mucho, para que no se queden como piedras). Reservamos.
En la misma cacerola, hacemos la salsa calentando un poco más de aceite. Echamos el ajo y la cebolla muy picados y dejamos pochar a fuego medio. Cuando veamos la cebolla pochada, agregamos la especie moruna, unas hebras de azafrán y un chorreón de vino blanco. Dejamos reducir un poco el vino y agregamos la pastilla de caldo de pollo y unos 400 ml. de agua.
Incorporamos las albóndigas, y dejamos hacer durante 15 ó 20 minutos. 
 

9 comentarios:

  1. Estas albondigas habrá que probarlas, tienen muy buena pinta. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Tendré que probarlas, me parecen fantásticas, seguro que son muy ricas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Exquisitas, tan especiadas, todo sabor. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  4. Aire moruno tienen, a mi me parece que lo estoy oliendo, por lo que deben estar buenísimas, los aromas morunos lo inundan todo con lo que sus platos se saborean el doble. Que ricas. Un besito.

    ResponderEliminar
  5. Com passas e canela parecem ficar uma delicia,o aspecto esta bem tentador.
    Gostei muito.
    bjs

    ResponderEliminar
  6. Hola guapa, un plato delicioso, con sólo verlo se me hace la boca agua!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Hola, genial pasar por tu lindo blog, saludos y lindo fin de semana, te invito cordialmente a visitar el Blog de Boris Estebitan y leer mi poema cómico titulado “El baile de Snoopy”

    ResponderEliminar
  8. Acabo de llegar a tu blog y como lo que he visto me gusta, me añado a tu lista como seguidor.
    Saludos
    Jorge.

    ResponderEliminar
  9. Mmmmmm acabas de darme una gran idea para usar las especias Ras el Hanout que tengo desde hace tiempo, tienen que estar deliciosas!
    Un beso

    ResponderEliminar